Información

Vitamina C en su dieta de embarazo

Vitamina C en su dieta de embarazo


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Por qué necesita vitamina C durante el embarazo

Tanto usted como su bebé necesitan vitamina C diariamente porque es necesaria para que el cuerpo produzca colágeno, una proteína estructural que es un componente del cartílago, los tendones, los huesos y la piel. Según estudios en animales, algunos investigadores creen que las deficiencias de vitamina C en los bebés recién nacidos pueden afectar el desarrollo mental.

También conocida como ácido ascórbico, la vitamina C es esencial para la reparación de tejidos, la cicatrización de heridas, el crecimiento y reparación de huesos y una piel sana. La vitamina C ayuda a su cuerpo a combatir las infecciones y actúa como antioxidante, protegiendo las células del daño.

La vitamina C también ayuda a su cuerpo a absorber el hierro, especialmente de fuentes vegetarianas.

Cuanta vitamina C necesitas

Mujeres embarazadas de 18 años o menos: 80 miligramos (mg) por día

Mujeres embarazadas de 19 años o más: 85 mg por día

Mujeres que amamantan de 18 años o menos: 115 mg por día

Mujeres que amamantan de 19 años o más: 120 mg por día

Mujeres no embarazadas de 18 años o menos: 65 mg por día

Mujeres no embarazadas de 19 años o más: 75 mg por día

Fuentes alimenticias de vitamina C

Las frutas cítricas son especialmente ricas en vitamina C, pero las verduras de hoja verde y muchas otras frutas y verduras también son fuentes excelentes. Elija alimentos frescos como fuente de vitamina C porque el calor puede destruir esta vitamina. Además, algunos cereales y jugos están fortificados con vitamina C.

Trate de incluir un alimento rico en vitamina C en cada comida para maximizar la cantidad de hierro que obtiene de los otros alimentos que consume.

Los alimentos que proporcionan vitamina C incluyen:

  • 6 onzas de jugo de naranja: 62 a 93 mg
  • 6 onzas de jugo de toronja: 62 a 70 mg
  • un kiwi: 91 mg
  • 1/2 taza de pimiento rojo dulce, crudo, picado: 95 mg
  • 1 taza de fresas enteras: 85 mg
  • una naranja mediana: 70 mg
  • 1/2 taza de brócoli cocido: 51 mg
  • 1/2 pomelo mediano: 38 mg
  • una papa mediana al horno: 17 mg
  • un tomate mediano: 16 mg
  • 1 taza de espinaca cruda: 8 mg

¿Debería tomar un suplemento de vitamina C?

Probablemente no. Es más fácil y seguro obtener sus necesidades diarias de los alimentos. Un vaso de jugo de naranja en el desayuno todos los días es todo lo que necesita. (Elija jugo de naranja fortificado con calcio para obtener aún más valor nutricional).

Aunque algunos estudios muestran que la suplementación con vitamina C puede reducir la incidencia de rotura prematura de membranas (PROM), existe cierta preocupación de que tomar suplementos de vitamina C durante el embarazo pueda aumentar el riesgo de parto prematuro.

También hay informes (aunque raros) de bebés nacidos de madres que tomaron suplementos excesivos de vitamina C durante el embarazo que desarrollaron escorbuto, una deficiencia grave de vitamina C.

Si le preocupa su consumo de vitamina C, hable con su proveedor de atención médica.

Los signos de una deficiencia de vitamina C

Los signos de una deficiencia incluyen fatiga, inflamación de las encías, cortes de cicatrización lenta, hematomas y piel áspera y seca.


Ver el vídeo: The surprisingly dramatic role of nutrition in mental health. Julia Rucklidge. TEDxChristchurch (Junio 2022).